Calificación del usuario: 5  / 5

Estrellas activasEstrellas activasEstrellas activasEstrellas activasEstrellas activas
 


Escrito por: Padre Luis Alfredo Vesga Díaz.
Abogado Uniciencista.
Sacerdote de prefectura apostólica de Leticia.
Pedagogo, sociólogo y Poeta.


La tecnología
avanza con energía
y a muchos les despierta
algo de picardía.

Para tener habilidad
debemos tener responsabilidad,
y esto nos llena de seguridad
si se adorna con humildad.

Una familia cariñosa
puede comunicarse instantáneamente,
porque el cariño y el amor
es una energía que brota a cada instante.

La tecnología puede unir
pero sin orden también dividir,
por eso debemos acudir
a la fuente que nutre nuestro vivir.

El amor es lo más práctico
y la tecnología no lo puede medir,
porque cuando hay milagros
la ciencia no los puede difundir.

La tecnología y la sociedad
hacen una pareja de verdad,
porque ambos buscan lo mejor
para que la comunidad no sea peor.