Calificación del usuario: 5  / 5

Estrellas activasEstrellas activasEstrellas activasEstrellas activasEstrellas activas
 


Escrito por: José Belarmino Archila Becerra
Contador Público, Especialización en Auditoria de Sistemas.
Especialista Docencia Universitaria.
Maestría en Evaluación de la Educación y Educación Continuada en Normas Internacionales de Información Financiera.
Diplomados en NIIF y Aseguramiento de la Información.


Me anima escribir algo sobre este tema, Mindfulness, por invitación recibida de la coordinación de egresados de esta linda Institución como es UNICIENCIAS. donde tuve la oportunidad y el orgullo de ser docente por varios años.

Para hablar de MINDFULNEES, creo que es indispensable saber que es, para ello veamos algo del significado:

El término mindfulness proviene del inglés que significa “estado mental” que se puede traducir al español como conciencia o atención plenas.

Esta ha sido traducida al español de diferentes formas, que a falta de una palabra que encierre su significado original, se dan entre otras: Plena conciencia, Atención plena, Presencia Mental, siendo la más utilizada, “Atención Plena”.

Se dice que la palabra Mindfulness es también una de las primeras traducciones que se hicieron de la palabra “Sati” en pali, idioma vernácular similar al sánscrito que se hablaba en la época en que el Buda comenzó a enseñar hace 2.500 años. Sati es la nominalización del verbo “sarati” que significa rememorar o recordar, puesto que recordar es traer al presente, en su concepción ultima sati o mindfulness es la capacidad humana de poder estar en el presente y de recordarnos estar en el presente, es decir constantemente estar volviendo al aquí y ahora.

Meditando un poco sobre el tema, retomo lo aprendido con esta pandemia, como nos llevó a muchos a situarnos dentro de la realidad, dejar atras muchas cosas que nos tenían absorbidos y no nos dejaban situarnos dentro de la realidad.

Para mi caso como profesional de la contaduría Pública, me he dedicado, dentro de mis ratos libres a repensar sobre el caso de teoría contable y no veo tan descabellado la teoría que conllevo conmigo y siempre estuvo dentro del proceso enseñanza aprendizaje con mis discípulos, que les repetía con frecuencia como una retahíla, según las teorías Belarminianas, ”teoría contable, es Conjunto coherente de proposiciones Paradigmicas, hipotéticas, Pragmáticas, Epistemológicas, Teleológicas, Heurísticas y Hermenéuticas que le permiten al Contador Público actuar dentro del campo de su profesión”, si se investiga y profundiza dentro de estos términos se logra una culturización bien cimentada y estructurada, dentro de lo actual, dentro del hoy, siempre volviendo al aquí y al ahora, pensando en las Normas internacionales que siempre nos inculcan de los valores reales, valor razonable de las cosas. Aquí podemos entrar a meditar sobre las diferencias que hay entre: Teoría Contable, Teoría de Normas Contables, Teoría de Normas de Registro contable, Teoría de Normas profesionales para el Contador Público, entre otras.

Esto daría para un tratado bastante extenso que lleva a meditar y situarnos dentro de lo actual, dentro de lo presente, dentro del hoy.